domingo, 14 de julio de 2013

La vida es así.

Todas las personas que entran en nuestra vida entran por algún motivo, sea el motivo que sea. Algunos para apoyarnos en los momentos más complicados, otros para ser grandes amigos, unos pocos para ser nuestros enemigos, personas más que especiales con las cuales queramos compartir nuestros días a su lado, etc.

De todos hay que aprender y alegrarnos de su entrada en nuestras vidas, en mayor o menor medida. Algunos nos darán ese pequeño empujón que necesitamos para realizar las cosas que queremos y otros nos ayudarán a desengañarnos de algunas personas o ciertas situaciones.

Pero lo cierto es que hay que aprovechar la oportunidad que nos brinda la vida de que nuevas personas entren en la nuestra, ya que podremos aprender siempre de todos y cada uno de aquellos que, por cualquier razón, entren en nuestra vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario